Santa María de Siones

La iglesia de Santa María, de Siones, junto a la iglesia de San Lorenzo, de Vallejo, es probablemente el  monumento más sobresaliente del valle. Las primeras noticias de que se dispone referidas a esta iglesia datan del siglo XIV.

 

Algunos autores, entre los que sobresale Pérez Carmona, afirman que Siones perteneció a los Templarios.

Paloma Rodríguez Escudero sostiene que los escultores que realizaron esta obra fueron los mismos que trabajaron en el Valle de Losa, tanto en San Pantaleón como en Colina, pero fundamentalmente la relaciona con la iglesia de Santa María de Bareyo, en Cantabria, tanto desde un punto de vista escultórico como arquitectónico. Según ella,  este grupo de escultores llegaría a Cantabria desde Mena puesto que el románico cántabro es posterior al burgalés. Para sus afirmaciones se sustenta en la opinión de García Guinea que habla de un grupo apegado a las tradiciones del viejo románico, pero que ya apunta en algún sentido una libertad decorativa que preludia el gótico. Probablemente la iglesia de Santa María date de principios del siglo XIII.

En el interior, diseñado con precisión para el recogimiento, las imágenes parecen querer abandonar la piedra en la que están esculpidas.

El pecado, la muerte y la constatación de un espacio sagrado están latentes en cada una de ellas. Adán y Eva o David y Goliat, en cualquier caso la lucha entre el bien y el mal, o la barca, la repetida barca, en la que tres personajes navegan hacia… tal vez hacia el más allá.

Multitud de escenas bíblicas correspondientes a algunos de los episodios  más significativos de la vida de Cristo o de la Virgen María se mezclan con representativas luchas de los caballeros de la época, que incluso podrían, algunas de ellas, mantener relación con los caballeros del Grial o con intervenciones milagrosas.

Destacan, tanto por su originalidad como por su extraordinaria riqueza iconográfica, los dos edículos abiertos a ambos lados de la nave. A modo de pequeñas capillas, condensan, como en ningún otro lugar de la comarca, el simbolismo más representativo de la escultura románica. Estos elementos estructurales han sido relacionados frecuentemente con los del Monasterio de Rodilla y se vuelven a repetir, con mayor fidelidad, en Santa Mª de Bareyo.

Resulta elocuente la ubicación geográfica de ambas iglesias. Las dos se encuentran en el viejo camino que ascendía al collado de la Magdalena, el Camino Árabe, uno de los de mayor antigüedad y tradición de las Montañas de Burgos. Este hecho podría poner de manifiesto la existencia de un ramal secundario del Camino de Santiago.

Como llegar a Siones

Pin It on Pinterest

Share This