San Nicolás de El Almiñe

Hasta fechas no excesivamente lejanas, el camino que desde las Merindades conducía a la capital burgalesa pasaba por El Almiñé. En este pueblo iniciaba la ascensión de La Cuesta, un impresionante puerto de montaña que culminaba, a unos mil metros de altitud, en la ermita de Nuestra Señora de la Hoz. La construcción del actual puerto de La Mazorra desvió el tráfico y ermita y pueblo perdieron significación.

El Almiñé es el paradigma de lo que algunos autores consideran pueblo-camino ya que, efectivamente, su estructura urbanística sigue, a grandes rasgos, la linealidad del camino de Burgos. Por ello, ha de imaginarse el trasiego de caballerías y carruajes, el bullicio del comienzo, o el final, del puerto; el lugar de descanso y reposición de las fuerzas; mesones, paradas de postas… Hoy, en El Almiñé ya no hay bullicio. El abandono del camino sumió al pueblo en el olvido aunque la omnipresencia de espectaculares casonas y palacetes blasonados parecen empeñados en mantener vivo el recuerdo.

Aquellos viajeros, peregrinos algunos de ellos, salían de Las Montañas de Burgos muy probablemente por este magnífico lugar. Y habían de despedirse de ellas, imaginemos una vez más, al alba de cualquier día, cumpliendo con los menesteres religiosos resueltos. Y allí, al pie de La Cuesta, la iglesia de San Nicolás, construida en pleno siglo XII, cumplía sus expectativas. Con el tiempo serían construidas otras ermitas a lo largo del pueblo para el mismo fin.

Como llegar a El Almiñé

Pin It on Pinterest

Share This