San Miguel de Cornezuelo

La iglesia de San Miguel de Cornezuelo está profundamente relacionada con la de Crespos. En las dos iglesias podemos contemplar representaciones escultóricas que parecen realizadas por las mismas manos, la lujuria, la gula… También la misma estructura.

 

San Miguel Arcángel, en plena batalla con el mal, en forma de bestia, preside la portada del templo, muy similar a la de la iglesia de San Pelayo, de Puentedey.

Una vez en el interior destaca la arquería ciega que decora la cabecera, y que es característica de varias iglesias del entorno. Varios de los capiteles que forman parte del conjunto, con representaciones de animales afrontados y alados, junto a otros motivos, guardan una estrecha relación con los de Crespos. A pesar de la rudeza y la sobriedad de la mayor parte de las tallas, el conjunto resulta apasionante.

El templo, al que a pesar de la carencia de datos, se le atribuye una cronología similar al de Crespos, parece tener un origen monacal, como otros muchos de los que surcan este territorio.

La amplia colección de canecillos que sustentan los aleros del tejado representa una amplia diversidad de temas. Además de los comunes de carácter naturalístico, destacan otros con connotaciones lujuriosas más o menos explícitas, al igual que en Crespos. También la gula, con la conocida representación del hombre con un tonel tiene aquí un buen ejemplo.

En perfecta sintonía con el entorno natural en el que fueron alzadas, algunas de las iglesias de estas viejas Merindades nos sorprenden con representaciones fascinantes que contrastan con su  aparente sencillez.

Como llegar a San Miguel de Cornezuelo

Pin It on Pinterest

Share This