Tobera: saltos del Molinar

En Tobera, un pequeño barrio de Frías, el río Molinar ha formado un paisaje especialmente singular en el que el hombre, a lo largo de la historia, ha dejado diferentes testimonios, a cual más interesante, entre los que destaca una calzada romana.

 

El río Molinar y sus peculiares saltos de agua, que en la actualidad se han convertido en un atractivo turístico, fueron aprovechados a lo largo de la historia para diferentes usos, especialmente para mover las ruedas de los molinos que le dan nombre y cuya existencia se rastrea documentalmente hasta mediados del siglo XIII. Mucho más reciente, no obstante, es la central hidroeléctrica construida por los ingenieros y hermanos Keller a principios del siglo XX, una central pionera por el concepto de los tubos de presión, y que se puede observar a la entrada del desfiladero.

Todo ello es hoy  motivo de visita pero, sin duda, son sus ermitas góticas del Santo Cristo y de Nuestra Señora de la Hoz, del siglo XIII, las verdaderas joyas de este lugar, un marco paisajístico extraordinario que es muy aconsejable visitar y que, sin lugar a duda, constituye uno de los lugares más bellos de Las Merindades. Por ello, el GR 85 tiene en este lugar uno de sus mayores atractivos.

Como llegar a Tobera

Pin It on Pinterest

Share This