Red de senderos de Villarcayo de MCV

 

En plenos llanos de la Merindad de Castilla la Vieja se localiza Villarcayo, sede del ayuntamiento y uno de los núcleos de servicios comarcal. El territorio de Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja se extiende sobre una zona de transición que, desde distintos puntos de vista, lo hace especialmente interesante.

Por un lado, la cuenca sedimentaria donde se asientan las grandes extensiones cerealísticas, los llamados “llanos de Castilla la Vieja”, ocupan el extremo septentrional del gran sinclinal Villarcayo-Tobalina. Por otro, las cuestas que bordean la cuenca fueron originadas hace millones de años y forman parte de una gran estructura anticlinal desmantelada.

Por otro lado, la proximidad del mar Cantábrico y la ausencia de grandes barreras orográficas facilitan la entrada de los frentes húmedos del norte, lo que provoca un índice de precipitaciones elevado que se ve directamente reflejado en la cobertura vegetal. Así se justifica la rica biodiversidad que caracteriza a las Merindades y que se concreta en la coexistencia de elementos de clara influencia mediterránea (con el encinar degradado –carrascal– como conjunto más significativo) junto a otros de marcado carácter oceánico.

Sobre este soporte geográfico, la presencia del ser humano ha ido dejando sucesivas huellas que nos permiten pincelar las secuencias más importantes de nuestra historia.

A lo largo de los paisajes por los que los itinerarios que se proponen en esta publicación transitan, se reconocen muchas de esas improntas históricas e incluso prehistóricas que nos pueden facilitar la comprensión de los modos de vida que, en estas tierras y de un modo claramente marginal, han perdurado hasta bien entrado el siglo XX.

Vamos a transitar por tierras que ejercieron de frontera en los con-fines de la Autrigonia de los autores clásicos, tierras en las que los romanos se enfrentaron hace dos mil años a las tribus que ellos denominaban “Cántabros”; tierras cuyos pueblos enraízan en gran medida con aquellas tribus silvo ganaderas que habitaron en las alturas, al amparo de la fres-cura que las nieblas aportaban a los prados donde pastaba su ganado…

Nada de esto es fruto de la imaginación, pero mientras andamos por estos caminos, muchas veces olvidados, sí que es recomendable hacer un ejercicio de imaginación, aunque solo sea para recordar quiénes somos y de dónde venimos.

El senderismo no es solo una actividad física. La Red de Senderos de Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja está diseñada con un pro-fundo sentido de compromiso con el territorio. La cultura es lo que define a los pueblos. Y las Merindades en general, y Villarcayo y su merindad en particular, tienen mucho de cultura y de identidad. Darle sentido a lo que somos puede constituirse en la herramienta más eficaz para avanzar en nuestro desarrollo.

La red de senderos de Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja propone una serie de itinerarios aptos para la mayor parte de los practicantes de senderismo y no presentan dificultad alguna más allá de la necesidad de una forma física adecuada.

Esta propuesta pretende ofrecer a los usuarios un amplio abanico de posibilidades deportivas, culturales y de entretenimiento con la seguridad y las garantías que aporta la señalización de los senderos homologados y sus periódicas revisiones externas por parte de los técnicos de la Federación de Montaña, Escalada y Senderismo de Castilla y León. Por eso, y en todo caso, si a lo largo de su caminata detecta algún error o deficiencia en la señalización, le rogamos lo ponga en conocimiento del ayuntamiento de Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja para proceder a su subsanación. 

Puedes descargar el archivo con la red de senderos completa en los siguientes enlaces:

1 2

PRC-BU 225

La Canaleja

PRC-BU 226

Miradores del Nela

PRC-BU 227

Llanos de Castilla la Vieja

PRC-BU 228

Senda de Peña Horrero

PRC-BU 229

Caminos de Villazorana

PRC-BU 230

Sendas del Rebollarejo

PRC-BU 231

Senda de La Rad

Pin It on Pinterest

Share This