Una historia fascinante

Las Merindades (Burgos)

Las Merindades, como todos los territorios, se han constituido a partir de las huellas que los usos y costumbres de las comunidades humanas han ido dejando sobre el espacio geográfico en el que han habitado a lo largo del tiempo. Uno de los aspectos más importantes en este sentido son las formas habitacionales, el modo en que las gentes han poblado su entorno. En nuestra comarca, tenemos constancia de que a partir del Calcolítico ya existieron pequeños poblados de carácter estacional. Pero es a partir de la Edad del Bronce cuando comenzaron a aparecer asentamientos habitacionales estables. Aquella tendencia se iría consolidando durante la Edad del Hierro, y es a partir de la Segunda Edad del Hierro cuando aquí nos encontramos con numerosos castros serranos de altura fuertemente fortificados y que caracterizan nuestro territorio.

Los romanos, culturalmente ajenos a las tradiciones silvoganaderas autóctonas, hicieron un intento por bajar a la gente a los llanos de las cuencas fluviales, pues eran más aptos para la agricultura. En muchos casos, agruparon varios castros y construyeron aldeas agropecuarias de nueva planta en las cercanías de las vías de comunicación. Pero la inseguridad que se generó durante la tardoantigüedad, tras la caída del imperio, dio de nuevo con las gentes en las alturas. Muchas de las aldeas arriscadas de media altura en las que comenzaron a vivir estaban en las inmediaciones de los antiguos castros o incluso en los mismos recintos castrales.
En Las Merindades y pese a los intentos de los visigodos por estructurar el territorio conforme a sus intereses, y  a la posible incidencia de los bereberes llegados del norte de África, los antiguos sistemas castrales, y las aldeas arriscadas y castrales con ellos vinculadas, constituyeron la estructura básica del ordenamiento del territorio que se pondrá de manifiesto en los alfoces y jurisdicciones medievales.

 

De este modo, podemos asegurar la continuidad poblacional desde la protohistoria más remota hasta prácticamente nuestros días. Aquellos primeros  poblados castrales siguen siendo hoy en día una huella de nuestra herencia histórica que se presenta ante nuestros ojos a cada paso que damos.

LOS ORÍGENES DEL CASTELLANO

Tras los vestigios de una lengua

El cartulario de Valpuesta es uno de los más antiguos de España. Algunos investigadores que han osado asomarse a sus contenidos lo llegan a considerar el decano de todos ellos, el cartulario de los Reinos Penínsulares occidentales más antiguo que conocemos. visitalasmerindades.es trata de acercar al lector la importancia paleográfica e histórica de tan desconocida colección de documentos.

ARTE SACRO en Las Merindades

“retro tabula altaris”

Visitalasmerindades.es ha seleccionado una serie de obras de arte custodiadas en algunas de las iglesias de Las Merindades atendiendo a criterios  estéticos, de conservación o de accesibilidad. No son todos pero nos facilitan una demostración de la calidad artística que encontramos en este territorio y que en muchas ocasiones resulta absolutamente desconocida.

GENEALOGÍA y FUENTES DOCUMENTALES

de Las Merindades

Genealogía: la verdadera historia de nuestras gentes.

Con frecuencia, la historia de nuestros pueblos reposa en viejos arcones ocultos en las húmedas sacristías de sus iglesias. En legajos de difícil comprensión, casi siempre olvidados por sus propios protagonistas, los vecinos. A lo largo de muchos años de investigaciones nos hemos topado con un sinfín de situaciones que nos han permitido comprender muchos porqués.

Pin It on Pinterest

Share This