SAN PANTALEÓN DE LOSA

San Pantaleón de Losa

Un farallón rocoso rodeado por el río Jerea. Un antiguo asentamiento castral. Una ermita románica: San Pantaleón de Losa. Un magnífico conjunto del que se dice inspiro a Richard Warner cuando componía su ópera Parsifal.

Con independencia del edificio en sí mismo, la singularidad que identifica a San Pantaleón es el lugar en que se encuentra: el río Jerea, que trae sus aguas de la Sierra Complacera, contrafuerte meridional del Valle de Mena y de la Sierra Salvada y Peña de Angulo, a través de los años, al bordear la gran roca de Sociruelos, la ha erosionado de tal forma que, vista de frente, parece la proa de un barco. Solo la contemplación de este fantástico paraje merece la visita. Pero la dificultosa ascensión hasta el lugar donde se encuentra el edificio, que debió ser más costoso antiguamente cuando los vecinos de las proximidades acudían en peregrinación, tiene su compensación, porque además de la gran panorámica que se disfruta del Valle de Losa, nos permite admirar la curiosa ermita dedicada a San Pantaleón.

Una inscripción grabada en uno de los muros de la ermita, al pie de la cúpula nos dice que el obispo de Burgos Don García consagró la ermita, a la que se da el nombre de basílica, en las terceras kalendas de Marzo, es decir, el 27 de Febrero de la era 1245, que corresponde al año 1207 de la Era cristiana, fecha que coincide con el primer año del pontificado del obispo de Burgos Don García Martínez de Contreras.

Para no desvelar los misterios de este templo, destacaremos solo parte de ellos, Entre los que destaca, en primer término, la gran colección de caras o máscaras que adornan los capiteles, tanto de las ventanas exteriores como de las columnas interiores: aparecen reiteradas con una gran diversidad de gestos y expresiones, tanto grotescas y burlonas como satíricas y amenazantes, incluso algunas de ellas con la boca abierta y engullendo una columna.

En segundo lugar, sobresale la existencia, tanto en la portada como en alguna de las ventanas, de otra curiosa colección de personajes que aparecen representados a través de dos huecos por los que asoman respectivamente su cabeza y pies, como si se encontraran encerrados en algún lugar.

Y finalmente, el famoso y conocido atlante que se encuentra en la portada, en el primero de sus arcos que adopta una postura hierática, vestido con un faldellín y que tiene sobre uno de sus hombros un saco agarrado por sus dos manos que aparecen cruzadas sobre el pecho. La correspondencia de este personaje en el lado derecho es una línea en gran zig-zag que no parece que sea la original.

Como llegar a la ermita de San Pantaleón de Losa

Como llegar a San Pantaleón de Losa

Cerca de San Pantaleón de Losa…

Pin It on Pinterest

Share This