En la periferia del macizo de Dulla. Una surgencia que vierte sus aguas al vacio:

la cascada de la Mea.

 

Entre Puentedey y Quintanilla Valdebodres, a escasos metros de la carretera, se localiza la cascada de la Mea, un espectacular salto de agua por la que se precipita parte de la recogida por los cañones de Dulla, paraje especialmente remoto de Las Merindades.

 

Por la carretera, entre ambas poblaciones, discurre el GR 1 – Sendero Histórico, el primer sendero que se señalizó en este territorio, siendo uno de los pioneros en Castilla y León.

La cascada, cuyo acceso es sencillo, ofrece panorámicas excelentes aunque, como en la mayor parte de los saltos de agua de Las Merindades, solo en épocas de deshielo o de fuertes precipitaciones.

Cómo llegar a la cascada de La Mea

Pin It on Pinterest

Share This